Cinco plantas medicinales imprescindibles en Cuba

pexels-nataliya-vaitkevich-7615463
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Luis Lorenzo es un habanero que conoce más de plantas que de aeronáutica, profesión a la que dedicó gran parte de su vida. Desde su jubilación, han sido ellas las que han ocupado su tiempo, su dedicación y hasta los espacios de su pequeña casa de la barriada del Cerro.

Cubierto con un gran número de variedades de plantas ornamentales, el patio que tan celosamente cuidan Luis y su esposa Daysi Casals, también presume de poseer hierbas medicinales, de esas que no pueden faltar en la cocina de cualquier ama de casa cubana.

Y es que en Cuba, la tradición indica que todo mal del cuerpo e incluso del alma, puede ser tratado con hierbas medicinales, según corresponda. No es de extrañar entonces que dentro de los hogares de la mayor de las islas del Caribe, sea costumbre contar, al menos, con una maceta que abrigue una de las cinco plantas medicinales más codiciada por los cubanos.

Albahaca, ¿pa´ la gente flaca?
La «Guarachera de Cuba», Celia Cruz, popularizó el tema El Yerberito, con el cual, de alguna manera, se hacen inmortales un grupo de hierbas destinadas a la cura o alivio de enfermedades. Una de ellas es la albahaca, conocida en el mundo científico como Ocimum basilicum. Es este una planta con propiedades tanto medicinales como aromáticas, de ahí que sea   ingrediente indispensable en la cocina italiana y también en la cubana, pues es apetecida para dar sabor a carnes, caldos y pastas.


Pero sin dudas lo que más se persigue de la albahaca son los beneficios de sus propiedades curativas, entre los que destacan su bondad para contrarrestar la ansiedad y el insomnio, la fatiga física y mental, los cálculos o piedras del riñón; también reduce la ansiedad, estimula laproducción de leche materna, mejora la salud de las arterias, elimina o mitiga el dolor de cabeza o cefalea, calma la tos, el dolor de oídos y hasta fortalece el cabello evitando su caída. La mejor manera de usarla es seca o en infusión, siendo una de las preparaciones más conocida la que se usa echando unas pocas hojas a una vaso de agua hirviendo, se tapa y se deja en reposo por espacio de cinco minutos, si le añade azúcar al gusto estará en presencia de un cocimiento único.

Limón, limonero
Famoso por ser el ingrediente vital de una bebida bien agradecida en Cuba en tiempos de intenso calor como lo es la limonada y por ser el protagonista principal de un trago sumamente apetecible como el Mojito cubano, el limón (Citrus
limon) lo mismo se destaca en los brebajes curativos que en los platos más diversos. Originario de Asia, esta fruta es rica en Vitamina C y por tanto muy buena para mantener la salud de los vasos sanguíneos, los huesos, los dientes y la piel.

En Cuba goza de gran popularidad porque se emplea para aliviar la fatiga y los mareos en los viajes por carretera; sirve además para aplacar los males estomacales, siendo la unión del limón con agua y bicarbonato de sodio un remedio muy común entre los caribeños. Una infusión que contenga jugo de limón es muy agradecida cuando hay gripe (una cucharada de miel con limón es lo mejor) o mala digestión; su olor fuerte puede ser un refrescante del hogar y ni qué decir en la mesa; en Cuba, si hay caldosa, yuca o carne de cerdo, lo segundo más importante es el verde y perfecto cítrico.

Sábila o aloe vera
Además de su uso como planta medicinal, la sábila  también puede ser útil en la industria cosmética. En el mundo científico hasta ahora se han identificado más de 75 componentes potencialmente activos en la planta, incluyendo vitaminas,  minerales, sacáridos, aminoácidos, antraquinonas, enzimas, lignina, saponinas y ácidos salicílicos.
También a ella le debemos 20 de los 22 aminoácidos requeridos por el hombre y ocho de los ocho aminoácidos esenciales, además, contiene vitaminas antioxidantes A, C y E, además de vitamina B12, ácido fólico y colina, entre otras propiedades.

No hay un cubano que haya padecido de estreñimiento que no se haya tragado en ayuna un cristal de sábila, o mujer criolla que no los haya usado para combatir las ojeras, para tapar las canas o sencillamente para masajearse el cabello, siempre a conciencia de que luego, no será nada fácil deshacerse de los olores que acompañan a esta imprescindible planta.

Orégano, la preferida del jardín
El Orégano (Origanum Vulgare) es una planta medicinal con propiedades digestivas, carminativas, antioxidantes y expectorantes y esotra de las que en Cuba, es preferida para dar sabor y aroma a nuestras comidas, sobre todo en la
pizza. Es un gran regulador del sistema digestivo, sobre todo recomendado para casos de espasmos intestinales. También posee sustancias hepatoprotectoras, por lo que es bueno para el hígado. Además, combate la gastritis, las enfermedades respiratorias, reduce la inflamación, es un potente antibiótico, y de igual manera ayuda  en el cuidado de la piel y controla la presión arterial.

Si usted es de los que ahora mismo se la antoja una infusión preparada con esta hierba, le recomiendo esta: Hierva en un litro de agua dos cucharadas de orégano seco o fresco, luego deje la mezcla descansar por espacio de 15 minutos. Según las recomendaciones de las abuelas con dos tazas al día tendrán suficiente percibir una mejora en su salud.

 

Tilo, el más popular

En Cuba se le conoce como tilo, tila, carpintero o té criollo. Se trata de una planta de la familia de las Acantáceas cuyo nombre científico es Justicia pectoralis, y que en la Isla es de amplia utilización popular, en gran medida debido a su utilidad para tratar afecciones nerviosas. Estudios realizados comprobaron que la variedad pectoralis, es la más difundida en Cuba con fines sedantes, por lo que actualmente forma parte del Cuadro de fitofármacos del Sistema Nacional de Salud donde se recomienda la decocción de hojas y tallos y en forma de tintura.

Los expertos advierten que el tilo no debe emplearse conjuntamente con anticoagulantes o en pacientes con trastornos circulatorios y bajo ninguna excusa se debe consumir por más de 30 días consecutivos.

 

×

Hola!

Cualquier duda que tengas nos comentas por aquí

× ¿Te podemos ayudar?